The new Saint


The new Saint

The new Saint


El Southampton de Inglaterra adquirió los servicios de Guido Marcelo Carrillo, ex jugador del Mónaco de Francia. El sueño del joven magdalenense llegó a tierras sajonas para competir en la mejor liga del mundo, la Premier League.

El entrenador Mauricio Pellegrino, insistió por el arribo de Guido, jugador al que dirigió en Estudiantes de la Plata y que le respondió con creces. Con sacrificio, profesionalismo y por sobre todo goles, se convirtió en el capitán del equipo y se ganó la admiración y el respeto de los hinchas albirrojos en Argentina. Además, sus buenas actuaciones en la Copa Libertadores de América hicieron que el continente supiera de este número nueve, que en su debut en esta competición marcó un “hattrick” y se llevó del estadio su primer balón.

Pero en Southampton la misión era aún más difícil, el equipo inglés se debatía entre el inframundo de la segunda categoría y el ansiado anhelo de conservar la primera división. Guido era el apuntado, el hombre que podría inflar las redes rivales y desatar la alegría de todos los fans.

Ningún anhelo de gloria se logra sin espinas en el camino. El Southampton no obtuvo los resultados que le darían la tranquilidad de mantener la categoría, mientras el delantero argentino estuvo en cancha.

La afición se lo hizo notar, tanto a él como a el equipo, y quien pagó el precio de los resultados adversos fue Mauricio Pellegrino que debió abandonar su cargo como entrenador al no conseguir los puntos esperados por la Comisión Directiva. Cabe destacar que el argentino fue titular solamente en siete partidos.

Para descomprimir la situación que atravesaba el club, los dirigentes del Southampton decidieron contratar a un viejo conocido, el galés Mark Hughes. En este lapso de los partidos finales y con nuevo entrenador, el equipo mantuvo la categoría y Guido tuvo que esperar en el banco de suplentes.

El objetivo grupal se cumplió. “The Saints”, como lo llaman en Inglaterra, reservó su plaza en el máximo nivel para la próxima temporada e intentará afianzarse en la tabla de posiciones desde la primer fecha.

El centro delantero tiene la responsabilidad de anotar para que su equipo gane, pero el equipo deberá contribuir con juego para que se manifiesten ocasiones para convertir. El finalizador de jugadas que Southampton buscó en Carrillo, responderá en la medida que el equipo lo asista y confíe en él.

Guido ha dado muestras claras de su olfato en el área y su oportunismo para convertir, pero necesitará tener minutos en cancha para plasmar todas las virtudes ya conocidas y ganarse el apoyo incondicional de los fanáticos del club inglés.

A los delanteros hay que esperarlos, porque cuando se recogen los frutos de esa paciencia, llegan los goles que se plasman en puntos en la tabla de posiciones.


SHARE

Top